Reparaciones en las Naciones Unidas

Colonialism Reparation se alegra de que el tema de las reparaciones comience a ser debatido con consenso en las Naciones Unidas y condena el boicot del vigésimo aniversario de la Conferencia mundial contra el racismo (Durban IV) por parte de algunos Estados miembros.

El 31 de diciembre de 2020, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la resolución 75/237 (Llamamiento mundial para la adopción de medidas concretas para la eliminación total del racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia y para la aplicación y el seguimiento generales de la Declaración y el Programa de Acción de Durban) en la que […] acogiendo con beneplácito el llamamiento a reparación formulado a todas las antiguas Potencias coloniales, de conformidad con los párrafos 157 y 158 del Programa de Acción de Durban, para reparar las injusticias históricas de la esclavitud y la trata de esclavos, incluida la trata transatlántica de esclavos, […] decide celebrar una reunión de alto nivel de un día de duración, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno, para conmemorar el 20° aniversario de la aprobación de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, el segundo día del debate general del septuagésimo sexto período de sesiones, en relación con el tema “Reparaciones, justicia racial e igualdad para los afrodescendientes” […]. En los últimos meses han anunciado el boicot de la reunión del 22 de septiembre de 2021 llamada "Durban IV" con el pretexto del antisemitismo Estados Unidos, Australia, Canadá, Israel, Reino Unido, Hungría, Países Bajos, Austria, República Checa, Alemania, Francia, Bulgaria, Croacia, Italia y Nueva Zelanda.

El 12 de julio de 2021 la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet presenta el informe A/HRC/47/53 (Promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los africanos y los afrodescendientes frente al uso excesivo de la fuerza y otras violaciones de los derechos humanos por agentes del orden) en el cuàl afirma que […] Las medidas adoptadas para hacer frente al pasado deben apuntar a transformar el futuro. Es preciso modificar las estructuras y los sistemas concebidos y configurados por la esclavitud, el colonialismo y las sucesivas políticas y sistemas de discriminación racial. Las reparaciones no deben asimilarse exclusivamente a una indemnización económica. También comprenden medidas destinadas a la restitución, la rehabilitación, la satisfacción y las garantías de no repetición, e incluyen, por ejemplo, el reconocimiento formal y las disculpas, la conmemoración y reformas institucionales y educativas. Las reparaciones son esenciales para modificar las relaciones de discriminación e inequidad y para llegar a un compromiso mutuo de invertir en un futuro más fructífero y resiliente, de dignidad, igualdad y no discriminación para todos. […]

Colonialism Reparation se alegra de que el tema de las reparaciones comience a ser debatido con consenso en las Naciones Unidas y condena el boicot del vigésimo aniversario de la Conferencia mundial contra el racismo (Durban IV) por parte de algunos Estados miembros (Estados Unidos, Australia, Canadá, Israel, Reino Unido, Hungría, Países Bajos, Austria, República Checa, Alemania, Francia, Bulgaria, Croacia, Italia y Nueva Zelanda, es decir las principales potencias coloniales y algunas de sus colonias).