Newsletter 11/11 - Propuestas sobre el cólera a Haití

Colonialism Reparation pide que las peticiones de justicia y reparación que las víctimas del cólera en Haití han entregado a ONU se conviertan en parte del programa anual del gobierno.

El 3 de noviembre de 2011 mas de 5.000 habitantes de Haití, vícitmas, familiares y/o habientes derecho de vícitmas de cólera denunciaron a ONU y a la Misión de las Naciones Unidas para la estabilización en Haití (MINUSTAH) por los daños y los prejuicios causados por la introducción de la epidemia de cólera en Haití en el octubre de 2010. Desde aquel tiempo la epidemia de cólera, actualmente presente, ha matado mas de 6.600 habitantes de Haití y ha contagiado 475.000 de ellos.

Las primeras peticiones en este sentido, después de la publicación en los comienzos de mayo de 2011 de la Relación final del tribunal independiente de expertos sobre la explosión del cólera en Haití comisionado por ONU, han sido hechas al final de junio por las organizaciones de Haití Plateforme Haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif (PAPDA) y Solidarité des Femmes Haitiennes (SOFA), que pidieron, además de las reparación, la trasformación de las componentes militares y de policia de la MINUSTAH en agentes de desarrollo local para la construcción de infrastructuras sanidarias y de depuración de las aguas del País.

En la mitad de octubre, en ocasión de la enésima renovación del mandato anual de la MINUSTAH de parte del Consejo de Seguridad de ONU, hubo manifestaciónes en varias ciudades de Haití para pedir el retiro de la MINUSTAH, presente en Haití ya desde el 2004 (y no desde el tiemblatierra de 2010) y ya vivida por la población, además de como fuerza de ocupación y causa de omicidios y violaciones físicas, hasta como llevadora de la epidemia.

Al empiezo de noviembre, con el apoyo del Institute for Justice and Democracy en Haití (IJDH) y del Bureau des Avo­cats Inter­na­tionaux (BAI), mas de 5.000 víctimas han denunciado a ONU y MINUSTAH pidiendo reparaciones individuales, disculpas públicas, tratamiento medico de las víctimas actuales y futuras y construcción de infraestructuras sanitarias y de depuración del agua.

Colonialism Reparation pide que estas peticiones se conviertan en parte del programa anual que el gobierno de Haití está definiendo en estas semanas y que el Primer Ministro Garry Conille se ha empeñado a presentar al País dentro del final del mes de noviembre.