Disculpas y reparación a las ex-colonias del imperio británico

Colonialism Reparation pide que el Reino Unido, que ha destruido miles de documentos comprometedores y ocultado durante décadas muchas otras miles que atestiguavan las violencias y los horrores perpetrados durante los últimos años del imperio británico, entregue disculpas y reparación a la ex-colonias por la totalidad del período colonial.

El 1 de septiembre de 2003, en ocasión del cuadragésimo aniversario de la independencia, el Gobierno de Kenya decreta el fin de la persecución de los Mau Mau iniciada en 1950 durante el dominio colonial británico. Esto permite la formación de Mau Mau War Veterans Association, que comienza a moverse para obtener disculpas y reparación por los abusos sufridos por sus miembros.

El 4 de octubre de 2006 la Kenya Human Rights Commission presenta una solicitud formal de disculpas y reparación al Secretario de Estado del Reino Unido por las torturas infligidas a los Mau Mau, que será rechazada el 2 de abril de 2007 afirmando de someterla al tribunal competente.

El 23 de junio de 2009 Jane Muthoni Mara, Ndiku Mutwiwa Mutua, Susan Ngondi, Wambugu Wa Nyingi y Paulo Muoka Nzili denuncian al gobierno del Reino Unido para las torturas y los abusos sufridos durante la brutal represión del movimiento independentista de Kenia por parte del gobierno colonial británico en los años cincuenta y en los primeros años sesenta del siglo pasado.

El 21 de julio de 2011 el Tribunal Superior de Londres establece que los ciudadanos kenianos tienen derecho a llevar adelante su acción legal. En los meses anteriores, las demandas del Tribunal para el debate procesal habían llevado a la luz que muchos documentos de la época se habían mantenido en secreto y que estos atestiguavan la brutalidad utilizada por las autoridades británicas en un intento de suprimir la revuelta de los Mau Mau, con la utilización sistemática de campos de concentración, torturas de detenidos con palizas, violencias sexuales, castraciones y mutilaciones y homicidio, llegando a quemar vivos algunos de los detenidos.

El 18 de abril de 2012 una primera parte de los documentos se hizo pública, aclarando que durante décadas la Gran Bretaña ha destruido miles de documentos comprometedores que atestiguavan las violencias y los horrores perpetrados durante los últimos años del imperio británico. Los documentos supervivientes a la sistemática cancelación han permanecido ocultos ante los históricos y el gran público por medio siglo, custodiados y vigilados por el Ministerio de Asuntos Exteriores en un archivo secreto.

Colonialism Reparation pide que el Reino Unido, que ha destruido miles de documentos comprometedores y ocultado durante décadas muchas otras miles que atestiguavan las violencias y los horrores perpetrados durante los últimos años del imperio británico, entregue disculpas y reparación a la ex-colonias por la totalidad del período colonial.